Por qué no nos atrevemos a pensar

A estas alturas quien gane o ganará la elección ya no es relevante. Lo que ya quedó muy claro es que no habrá un cambio y mucho menos una alternancia.

Después de tres meses de campañas, decidí que mi voto sería resultado de mi pensamiento , no de la opinión de los demás dígase lideres de opinión, seudoperiodistas, candidatos, spots, campañas o encuestadores.

La decisión tenía que ser resultado de mi esfuerzo mental (razonar y analizar) y aún cuando me hubiese equivocado no dejaría de ser mi opinión y por lo tanto mi responsabilidad.

Por lo tanto, las pocas neuronas que uso me alcanzaron para detectar cuál fue el papel de la encuestas esta campaña: la de crear seudorazones; es decir hacer parecer la opinión de las personas como propia cuando es producto de aceptar un juicio o verdad ajena sin cuestionarla, sólo repetirla y mucho menos percatarse que fueron producto de un proceso de acumulación de mensajes.

Ignoré las encuestas en cuanto detecte la primera trampa verbal. Asegurar que el universo de las redes sociales no influye cuantitativa o cualitativamente en la toma de decisiones es tratar al ser humano como ignorante. Establecer que lo cuantitativo será siempre masivo es otra trampa que se repitió toda la campaña, pero lo mayor de todas no fue explicar que las encuestas miden percepciones pero nunca toma de decisiones porque a la fecha no existe una metodología cuantitativa con tal precisión para ello.

Los estudios de opinión sean cuales fueren, se realizan con base en estudios cualitativos. Desconocer que la etnografía es la única área del conocimiento que ha efectuado estudios cualitativos en Internet, uso y consumo de redes sociales es muestra del rezago que se tiene en este tipo de conocimientos. Los encuestadores lo hicieron ver como una minoría y peor aún vincularon un universo virtual al trabajo de campo sin argumentos basados en conocimientos.

Pero por qué vote o votaré por López Obrador tiene dos sustentos Primero, considero que de todos los candidatos es el menos hábil para robar, corromper o hundir más a este país y eso ya es un alivio. Segundo, como político esta campaña quedaron al descubierto sus carencias, como nunca antes se vio limitado en propuestas, su discurso se desgastó y mostró lo endeble que es en el manejo de temas prioritarios como la seguridad y la economía. En resumen, opté por él no por ser el mejor candidato sino por ser el menos hábil para dañar a un país. Y eso tiene que ver con el único punto que tiene a su favor.
Se muestra como un ser humano con contradicciones. Las personas reales en su mayoría somo así con defectos y virtudes, con dosis de bondad y maldad, cambios de opinión y frustraciones a cuestas, nos convertimos en víctimas y victimarios. Todos en algún momento pasamos por esos estadios en las etapas de la vida. El Peje se transformó sin perder su esencia. Cerró Reforma y reconoció que fue un error, conformó un gobierno legítimo y luego reculó.
Error tras error, acierto y error, la fórmula puede tener muchas combinaciones pero la contradicción sin máscaras siempre estuvo presente durante 6 años.

Por el otro lado, Peña Nieto se forjó en ese PRI de antes, el que alcanza el poder y no lo suelta jamás, el que silencia, somete y controla todo: sindicatos, televisoras y sobretodo administra la pobreza en su favor para asegurar la permanencia. El Gavioto es el mejor egresado de esa escuela de corrupción llamada grupo Atlacomulco y tuvo como mentores a Carlos Salinas y Arturo Montiel, dos pillos expertos en someter a las minorías y sepultar las esperanzas del progreso.

Y la mirada se va al vacío cuando analizas brevemente los 12 años del panismo donde han muerto 60 mil personas, 30 periodistas y 54 reporteros siguen desaparecidos, mientras la pobreza se instala en el inframundo de las desigualdades.

Si la Corte de los Milagros no dictamina otra cosa, el nuevo yugo presidencial se avecina , pero realmente ¿habremos aprendido la lección?
El movimiento #Yosoy132 fue muy alentador, sin embargo se está diluyendo como el Ejército zapatista o el consejo general de huelga en su moemento. Delegar y no asumir, más reniego menos acción (marchar no es la solución, ante eso el sistema de poder ya tiene el antídoto), Si no, al tiempo…

Anuncios

Acerca de omarjonathan

Twittero y popular. Interesado en temas de comunicación y periodismo. Insportablemente inconfundible y tolerante.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s